Jeshux 'el Viejo'

Cazador Veterano, también viejo verde y loco. Usuario de Cuerno de Caza y Lanza Pistola.

Description:

Varón robusto de unos 55 años. Con un metro ochenta, una espalda ancha y brazos fuertes cuyos músculos ya no conservan la perfección de su juventud, pero sí su fuerza. Tiene la piel morena, pero demacrada por el paso del tiempo, la furia de la naturaleza y la locura de las batallas. Los desaliñados pelos de su cabeza, y los de su barba, que es descuidada pero corta, son canosos; lo que insinúa que una vez fue negro. Una cicatriz a lo largo de la cara, desde la frente hasta el pómulo en diagonal, demuestra que las garras de la muerte han estado demasiado cerca de él alguna vez.

Este vejete está un poco loco. Unos dicen que está demente por un golpe, otros que se debe a las cosas que ha visto a lo largo de su vida, otros que finge para llamar la atención de las damas que tantísimo estima,… Pero lo que hay que saber es que, por encima de toda su chulería, grosería y desparpajo, hay un cierto grado de locura que le impulsa a hacer cosas que ningún otro Hunter haría, y gracias a ello, está mejorando rápidamente en su carrera.

Habla el idioma Lynyan, y tiene una especie de ‘complejo felyne’, porque a veces los imita o actúa como ellos.

Adora comer como un cerdo, hacer angelitos de nieve, bailar como un retrasado, intentar ligar, las termas con muros de separación agrietados, el amadísimo dinero, la exquisita música, pero… sobre todo… ¡Cazar y Matar Monstruos!

Bio:

La vida de Jeshux se desarrolló como la de un Hunter corriente:

Su padre adoptivo, aunque no sabía nada de caza ni le agradaba, se encargó personalmente de su educación como cazador. Terminó su entrenamiento en la Escuela de Cazadores en Minegarde City, donde vivía con sus padres, a los 18 años.

Como todo cazador común, estuvo dos años practicando libremente y aprendiendo en la escuela, desde los 16 años hasta los 18, recibiendo la tarjeta del gremio y el RC1, y dejando la ciudad natal para vivir las aventuras del Hunter en otros lugares, más concretamente en Kokoto.

Allí, ya con 20 años, entró en un equipo de tres cazadores de su edad, quizás algo más mayores. Pasaron 10 años juntos, y Jeshux siempre consideró más amigos que compañeros a éstos, al igual que ellos.

Durante ese tiempo, conoció también a una hermosa joven, con la que entabló gran amistad y con el tiempo, algo más. Al menos todo iba sobre ruedas antes de que la vida de Jeshux se fuese a la mierda.

Habiendo adquirido ya, incluso, el RC3, el equipo de Jeshux aceptó una misión de rescate bien remunerada pero costosa. Una vez en Nekket, donde la misión tenía lugar, buscaron al sujeto que habían de salvar. En su odisea selvática, tuvieron la mala suerte de topar con un horrible monstruo en mitad de la noche. El grupo se dividió, y Jeshux quedó apartado del grupo por un golpe de la cola. Con las costillas y el brazo rotos, Jeshux no podía moverse, y sus compañeros tampoco, paralizados por el miedo. Con el primer rugido del monstruo, los compañeros de Jeshux huyeron corriendo como perros y dejando a Jeshux a su suerte, para salvar el pellejo. El monstruo fue tras ellos y Jeshux se arrastró hasta un lugar seguro.

Al poco tiempo, ¡un felyne salvaje apareció! Y éste prestó su ayuda a Jeshux a cambio de una vid felyne que Jeshux ya había recojido antes, previendo precisamente esta situación. Una vez sano, regaló amuletos a la tribu felyne y se marchó. Pero la selva no perdona.

No podía salir de allí, se orientaba bien, pero los caminos estaban bloqueados por todo tipo de monstruos. Él podía vencer solo a los minions, a los drome, e incluso a los Hypnok y Congalalas, pero había monstruos de los que si conseguía escapar, podía dar gracias al cielo. Tanto es así, que en el segundo día de viaje el mismo monstruo-sombra que le hirió, aún escondido entre las sombras y con restos de sus compañeros muertos en su cuerpo, le atacó y noqueó.

Jeshux se despertó unos días después sin oir más que maullidos lynian, sin saber más que su nombre y sin saber más de sí mismo que cualquiera de aquellas bolas de pelo.

La Tribu Felyne ‘Rrrraroe ñañañá miau-miau’ o ‘Santísima Trinidad de Hermanos e Hijos Primogénitos de la Sagrada Vid de Nekket’, sintió lástima por el cazador cazado y le dieron una parcela junto a su tribu, construyendo para él una rústica tienda de campaña donde pasó todo el año, hasta que pasó a vivir de lleno en el pueblo cuando tuvo suficiente confianza con la tribu y… para qué mentir, cierto grado de locura y complejo de gato.

Así pasó más de una década mal contada, sin poder salir de allí y sin tener intención de ello, con toda su armadura convertida en chapas para fortalecer la barricada y su arma diseccionada para acabar siendo todo tipo de artilugios lynyan. Con el tiempo fue recuperando la memoria, recordando cómo sus amigos le abandonaron y cómo él abandonó a su amada…

Al cabo de un tiempo, un grupo de cazadores pasó cerca del poblado y vio al pobre viejo loco, al que sacaron de allí por la fuerza, casi en contra de su voluntad. Al cabo de unos días aceptó su destino y solo se lamentaba de no haber podido despedirse de sus queridos felyne de ‘Rrrraroe ñañañá miau-miau’, especialmente de aquel al que bautizó como Francis, el felyne que curó sus huesos rotos el día que fue atacado.

Ahora Jeshux ha sido llevado a Kokoto, su viejo pueblo, para que recuerde su vida y recupere su talento, mientras en Dondruma confeccionan su nueva Tarjeta del Gremio, por supuesto, de RC1. Jeshux no tiene muy claro que quiere hacer con su vida ahora, pero cuando llegó a Kokoto, le bastó con rozar su viejo cuerno de caza para tener totalmente clara una sola cosa…

¡Seré un Hunter de nuevo!

Jeshux 'el Viejo'

Monster Hunter. Fatal War Jeshux1994